INDEPENDIENTES: EDITORIAL SIGILO

Editorial Sigilo, de Buenos Aires, se ha dedicado a encontrar y publicar a autores con una voz única. Maximiliano Papandrea, uno de los editores, habló sobre el comienzo de Editorial Sigilo, lo que buscan en cada obra y lo que los hace diferentes de otras editoriales. 

  1. Sigilo surge en el 2014, ¿cómo fue que inició todo?

Trabajo para la industria editorial desde los diecinueve años, hace más de veinte, pero no fue hasta que entré a trabajar en La Bestia Equilátera –en donde estuve cinco años– que descubrí que quería ser editor. Lo descubrí como se descubre una pasión o un destino, prendiéndome fuego, y cuando vi que en ese contexto no podía desplegarme como quería, aproveché un dinero que me habían regalado mis padres, renuncié al trabajo y fundé mi propio proyecto. Con el tiempo entendí que me había estado preparando para esto toda la vida, incluidos los años en que intenté ser escritor. Los comienzos fueron difíciles y estuvieron llenos de problemas bastante serios. En 2017 se sumó a la editorial mi socio, Adam Blumenthal, que es traductor de grandes autores latinoamericanos al hebreo y que ahora codirige la editorial desde Madrid, y ahí todo terminó de cobrar forma y levantar vuelo. 

  1. ¿Cómo surgió el nombre y qué significa?

El nombre fue uno de los problemas serios. La editorial nació con otro nombre, que tuvimos que modificar a los dos años por un conflicto de marca con otra empresa argentina (no solo modificar el nombre: retirar todos los ejemplares de librerías, reentapar y salir de nuevo al ruedo con nombre distinto ocho meses después). Ponerle nombre a un proyecto editorial no es nada fácil y yo tuve que desapegarme del primero y pensar el nuevo casi en dos semanas. Creo en la magia, sinceramente, y Sigilo sale de ahí: aparte de todas las acepciones que tiene la palabra, muy literarias por cierto, se llama sigilo a un símbolo gráfico que emplean los magos en determinados procedimientos. Por cursi que suene, me gusta pensar la publicación de un libro como un acto de magia que uno realiza para cambiar algo en el mundo.   

lacalle_tienda

  1.     ¿Qué es lo que los hace diferentes de otras editoriales?

En el enorme conjunto de editoriales iberoamericanas del que nos sentimos parte, la distinción es algo sumamente sutil. De lejos todas nos parecemos y desde adentro todas nos creemos diferentes. A mí me gustan las editoriales en las que se adivina una mirada, una mente por decir así, y una sensibilidad, y cuanto más despierta la mente y más rica la sensibilidad, mejor. Sé que tanto a Adam como a mí nos importa que Sigilo vaya por ese camino pero, si lo logramos o no, son los lectores quienes tienen que decirlo.

  1.     ¿Qué es lo que buscan en cada obra?

Detrás de cada libro hay una búsqueda distinta y, aunque todavía no se note tanto (llevamos solo unos veinte libros publicados), lo que nos guía es un anhelo de variedad temática, genérica, formal, que termine armando un catálogo libre, ecléctico, desprejuiciado. Ahora bien, creo que algo que une a todos los autores y autoras de Sigilo es la singularidad de la voz. Carl Van Vechten, el autor de nuestro libro sobre gatos, es un escritor estilísticamente tan extraordinario como Marcelo Cohen, por ejemplo.  

  1.     ¿Qué publicaciones tienen en puerta?

Algunos de los libros que estamos preparando son Cómo provocar un incendio y por qué, de Jesse Ball (novela, EEUU); Ornamento, de Juan Cárdenas (novela, Colombia); El presente, de Ana Basualdo (crónicas, Argentina); El monstruo de la memoria, de Yishai Sarid (novela, Israel) y Gracias por tu compañía, de Li Bing (novela gráfica para niños sobre gatos, China).   

Cometierra_Tienda

  1.     ¿Cuáles son los títulos favoritos los lectores?

Hay varios. Cometierra, de Dolores Reyes, es una novela argentina que publicamos el año pasado y que ha tenido un enorme éxito tanto acá como en España (y se ha vendido ya a seis lenguas). El tigre en la casa. Una historia cultural del gato, de Carl Van Vechten, fue uno de los éxitos de la editorial del 2018, junto con Los sorrentinos, de Virginia Higa, otra ópera primera de una escritora argentina. En el catálogo también tenemos dos libros de la talentosísima María Luque, que tiene muchos admiradores en toda Iberoamérica. Y El peregrino, de J.A. Baker, que publicamos en 2016 y ya lleva cuatro ediciones. 

  1.     Por último, ¿cuál ha sido uno de los grandes retos a los que se han enfrentado?

El reto ha sido y es el de siempre: llevar adelante una editorial muy ambiciosa (en las apuestas del catálogo, el alcance mundial al que aspiramos, la rigurosidad que nos exigimos y el deseo de interpelar, asombrar y conmover con lo que publicamos) con recursos muy limitados.

 


Visita la página de Sigilo: Editorial Sigilo