Entrevista a Elisa Díaz Castelo

«Para mí, traducir es perfeccionar el arte de la insatisfacción»

Elisa Díaz Castelo, ganadora del Premio Bellas Artes de Traducción Literaria Margarita Michelena 2019 en el área de poesía el pasado 28 de junio, poeta, traductora y autora de Principia, nos cuenta un poco sobre la obra que tradujo y su experiencia con la traducción.

Cielo nocturno con heridas de fuego, del escritor estadounidense Ocean Vuong, es una colección de poemas sobre la guerra de Vietnam, en su mayoría, y sobre las vivencias de la familia de raíces vietnamitas de Voung antes de emigrar a Estados Unidos. ¿Cómo fue que llegaste con la obra?

Conocí a Ocean brevemente en una fiesta organizada por la maestría en escritura creativa que cursé en la Universidad de Nueva York. Entré en la generación 2013 y él un año más tarde. Aunque no coincidimos en ninguna clase, muchos compañeros hablaban muy bien de su obra. Así fue como lo empecé a leer, me entusiasmé y le pregunté si podría traducir algunos poemas suyos al español. Poco después de que estos se publicaran en la revista Cuadrivio, salió Night Sky With Exit Wounds y, casi de inmediato, le propuse traducir el libro entero al español y buscar editoriales interesadas.

portada_18d7dd9b-11be-4316-a6f5-7c6950c758ed_1000x1000.png

¿Qué fue lo que más te llamó la atención sobre los poemas? ¿Tienes uno favorito?

Me cautivó el ímpetu mítico con el que trata temas íntimos, el ángulo tan particular desde el cual aborda la guerra de Vietnam, y la intensidad sensorial de sus imágenes. Es muy difícil escoger uno preferido, pero creo que “Autorretrato como heridas de salida” ejemplifica el tono y la búsqueda de Ocean. Se trata de un poema deslumbrante y devastador a la vez, que cuestiona la noción de autorretrato al integrar no sólo experiencias propias sino también experiencias reinventadas de sus ancestros.

Estudiaste una maestría en escritura creativa en la Universidad de Nueva York y has tenido contacto con el idioma inglés desde pequeña, ¿recuerdas el primer contacto que tuviste con la traducción?

Tenía seis años, me había mudado recientemente a Tucson y apenas estaba aprendiendo inglés. Durante la hora de lectura, a mí me daban un libro en español para que leyera aparte. En una ocasión, un compañerito estadounidense se acercó a mí y me preguntó de qué se trataba. Sentados en la alfombra al fondo de la clase, intenté traducir, someramente y sin duda con errores, lo que sucedía en las páginas ilustradas de mi libro.
IMG_6955

Se sabe que el proceso de traducción es complejo y más en la poesía, ya que, requiere de un equilibro entre la rima, métrica, ritmo y demás entre ambos idiomas. ¿Qué dificultades tuviste durante el proceso de traducción de los poemas? ¿Qué es lo que recomendarías a futuros traductores de poesía basado en tu experiencia con la traducción y poesía?

Para mí, traducir es perfeccionar el arte de la insatisfacción: para una persona tan quisquillosa como yo es difícil aceptar que ser fiel al contenido implica muchas veces traicionar la forma y viceversa. Los momentos más satisfactorios suceden cuando uno encuentra una manera inesperada de resolver esta aparente disyuntiva. Algo que me ha ayudado mucho es leer mis obras favoritas de la literatura inglesa tanto en el original como en su versión española y comparar puntualmente momentos difíciles para ver cómo lo resolvieron los traductores.

Para terminar, ¿qué planes tienes a futuro?

Me gustaría, FONCA mediante, poder continuar con mi labor como poeta y traductora.