Editorial independiente: Alacraña

Hace poco platicamos con Alacraña, una de las nuevas propuestas editoriales en México cuyo perfil nos emociona, fundada por la ilustradora Abril Castillo.  

Por: blogueros Argonáutica

¿Cómo y cuándo surgió la editorial?

Alacraña surgió en 2018, como una iniciativa personal de hacer libros de tirajes cortos, que me sea posible distribuir yo misma. A este proceder a veces le llamo hacer ediciones ecológicas, pero también tiene que ver con tener un contacto cercano con los lectores, por un lado, y por el otro, evitar imprimir más libros de los que puedo mover. En algún momento con proyectos anteriores, mi casa se volvió una bodega (supongo que esto es común en las casas de las editoriales independientes). Pero quisiera actualmente enfocarme en tirajes más pequeños, libros más cuidados como objeto, pero también accesibles.

Nellie-03

Tuve antes otro proyecto editorial con dos amigos, que se llamaba Oink. Hicimos juntos Trotamundos, una colección de guías de viaje a lugares imaginarios; hasta ahora sacamos cuatro títulos y, a pesar de que nos separamos y yo fundé por mi parte Alacraña, nos gustaría sacar otros dos títulos más. Aún con Oink comencé a hacer la colección Los Indelebles, en coedición con el sello independiente de Santiago Solís, Libros de Mano. Luego continué esta colección con Alacraña. En total tenemos unos siete títulos de esta colección y dos más por venir este año.

 ¿Cómo surgió el nombre y qué significa?

La alacraña es un animal que nombraba mi ermano (sic) cuando tenía unos dos años y vivíamos en Morelia. No distinguía entre los alacranes y las arañas y nombraba a todos por igual (había muchas de ambas en esa casa de Morelia). Mi papá nos decía que no matáramos a las arañas, porque se comían a otros insectos, y eran un insecto bueno, al contrario de los alacranes, a los que sí había que matar para que no nos picaran. Me gusta con la distancia pensar en cómo mi ermano unía dos animales tan opuestos, veneno y antídoto.

Durante los años que estuve escribiendo Tarantela (novela de próxima aparición con Antílope), profundicé mucho en este recuerdo de las alacrañas y encontré que eran un animal o concepto que me revelaba mucho, algo como un yin y yang visto desde los ojos de mi persona favorita. Entender el mundo desde la mirada de un niño o de una niña, porque cuando Tomás inventaba este tipo de conceptos, me revelaba mundos, me permitía entender mejor las cosas. Supongo que me gustaría retomar esto en esencia para mi sello editorial. Y el humor, me interesa mucho que siempre hasta lo más serio sea tomado con humor.

 ¿Qué les interesa publicar?

Durante muchos años me dediqué a la ilustración y quizá en principio me llamó publicar libros de dibujantes, de ahí la colección Los Indelebles, que recupera el trabajo de dibujantes latinoamericanos. Me interesa también mucho la autopublicación. No descarto con el sello a veces hacer publicaciones mías también. Es quizá retomar de los amigos editores más punks, que hacen fanzines personales y van ellos mismos y los venden: tiros cortos, material muy personal, DIY (do it yourself). Plantear esto a nivel editorial me interesa, por eso no descarto a veces publicar cosas mías, en tiros cortos. Los Indelebles surgió así, con el interés de Santiago y mío de publicar dos facsímiles de libretas nuestras. Así sacamos La multitud que he sido de Santiago, y Sobremesa, de mi autoría.

Multitud2

Sobremesa1

Me interesa generar libros donde varias voces puedan aparecer. Proponer detonantes temáticos que lleven a los autores a escribir cada uno desde donde les nazca. Así surgió Nada, la antología sobre textos que hablan de nadar, del agua, de albercas. Entender la edición también como un juego o acto creativo donde muchos pueden colaborar y sumar. Al final ese conjunto de voces da un toque que una voz sola no tendría.

Por otro lado o quizá en el mismo sentido, he empezado a trabajar con narrativa. Había editado siempre libros, revistas o periódicos ilustrados o desde la visión gráfica, pero cada vez me interesa más la escritura. Entonces he estado trabajando con autoras mexicanas, preparando sus novelas.

También voy cazando cosas que leo en internet. Si algo me encanta, busco al autor para ver la posibilidad de volverlo libro o fanzine. Así pasó con dos libros de cartones sobre vida cotidiana.

 ¿A quiénes han publicado?

El libro de Nada reúne a treinta autores mexicanos (Erik Alonso, Marina Azahua, Jazmina Barrera, Emiliano Becerril, Raúl Bravo Aduna, Tomás Castillo Cabrera, Aurelia Cortés Peyron, Jimena Eme Vázquez, Andrea Fuentes Silva, Lilian García-Alonso, Elvira Liceaga, Astrid López Méndez, Juan Francisco Maldonado, Alejandra Moffat Varas, Gala Navarro, David Poireth, Alejandra Quiroz, María José Ramírez, Cristina Rivera Garza, Idalia Sautto, Santiago Solís, César Tejeda, Luis Téllez-Tejeda, Alaíde Ventura, Karen Villeda, Isabel Zapata) y el diseño y las ilustraciones son de Joan X. Vázquez.

El año pasado publiqué también, en coedición con La Duplicadora, el libro de dibujos Chet, que surgió a raíz de una libreta que hice con el reto de inktober 2018.

Este año, con Los Indelebles publicamos un libro de Powerpaola titulado Chicks I know, que reúne retratos de mujeres y frases sobre arte y cultura.

Chicks I know-01

También sacamos un libro de divulgación sobre Nellie Campobello, de María José Ramírez y Estelí Meza, titulado Los nombres de Nellie. Un plegable que narra la vida de la escritora a partir de todos los nombres que tuvo y se fue inventando, acompañada de una línea del tiempo. La intención de esta incipiente colección de personajas mexicanas es acercar su vida y obra a los niños, pero realmente a cualquier lector.

Nellie-01

¿Qué publicaciones tienen en puerta?

Este año quiero sacar, como decía más arriba, dos libros de tiras cómicas o cartones. Uno de Male García, Citas de ciudad, que es una colección de viñetas sobre frases escuchadas en las calles de la Ciudad de México, que he seguido por años y que por fin se me hizo publicar (Male quería juntar cien citas y este año lo logramos). Otro libro de este tipo es una colección de tiras cómicas de Tomás Castillo, muy irónicas y de humor negro, Palito y perrín, que pone en juego el papel de la creatividad, del autor y el personaje, con diálogos muy simples pero que entrañan mucha complejidad e inteligencia.

Publicaré también este año Ratas de Idalia Sautto, una historia de amor, identidad y muerte. Una novela dolorosa y sincera de una autora que admiro mucho. Y el próximo año, Mambo de Alejandra Moffat, la segunda novela de esta autora (la primera, El hacedor de camas, se publicó en Chile y creo fehacientemente que debería alguien publicarla en México —guiño, guiño—).

Con Los Indelebles, publicaremos Sueño en colores de Manuel Vargas aka Cuaderno Negro. Un libro que surgió por una serie de ilustraciones que Santiago vio en el Instagram del autor. Luego hice el ejercicio a la inversa de escribir algo sobre las imágenes, un pequeño poema (ilustrar a veces también puede ser escribir); y de ahí surgió este libro que llevamos un par de años maquinando y por fin en 2019 verá la luz.

En realidad es que muchos de estos libros estaban ya en sus marcas, listos… pero por fin juntamos los fondos para imprimirlos.

¿Cuál es el problema más grande al que se enfrenta un editor?

En mi caso, conseguir fondos para imprimir y para pagarle a los autores. Y definitivamente: la distribución. Por eso la parte de la distribución he intentado paliarla involucrándome hasta donde puedo en llevarla yo, ya sea vendiendo solo en librerías independientes, yendo a ferias locales y vendiendo de mano en mano.

Por ideas y ganas de hacer cosas, no paro. Pero es necesario hacerlo justo para todos y sustentable para la editorial.

Twitter: @alacranna

Facebook: @alacraña

Página de Abril Castillo: www.abrilcastillo.com