21 de marzo: Día Mundial de la Poesía

https://www.flickr.com/photos/zixbook/11005640406

El Día Mundial de la Poesía fue propuesto en 1998 por la Unesco, se celebra cada 21 de marzo con el propósito de consagrar la palabra esencial y la reflexión sobre nuestro tiempo (Wikipedia dixit).

Con esto en mente, y aprovechando que celebramos la publicación de nuestro tercer libro de la editorial, además del primero de poesía, les compartimos un poema de Aurelia Cortés Peyron, de su libro “Alguien vivió aquí/Somenone Lived Here”, con la traducción al inglés por parte de Robin Myers.

LibroAureliaGrande

Funambulista

Alineo mis pasos sobre la cuerda,
hablo para mí:
tiemblo durante el espacio vacío
entre el pie izquierdo y el derecho;
quedan sólo las huellas en el aire,
sólo el rastro
de las vocales y otros sonidos
que se despeñan, pierden el hilo
sin red que los rescate.

Sigo el camino
trazado de la mañana a la noche
sembrado con señales luminosas:
no pises aquí, demora,
hunde el pie en la arena que se desmorona,
salta ágil, avanza, galopa;
ahora calla, espera.

Ventisca, aves ajenas,
no me distraigan canoras,
no me distraigan
imágenes multibrotantes,
reflectores en lo alto de la carpa,
palomillas a su alrededor,
rostros expectantes y sus rubores:
que su respiración no tense mi cuerda ni la afloje,
que cada paso siga el compás idéntico a mi propia voz,
no me enreden, listones multicolor,
no me hundan estigias mentales,
huecos sin remedio:
cedan el paso a mi caminar suspendido, tarareado en línea recta.

 

*       *       *

Funambulist

I align my feet on the rope,
talking to myself:
I tremble in the gaping space
between left and right;
only footprints in the air remain,
only the traces
of vowels and other sounds
that tumble downward, lose the netless
thread that could save them.

I follow the path
sketched from morning to night,
sown with lit signs:
don’t step here, slow down,
sink your foot into the sand’s collapse,
leap, dart forward, gallop;
now be still and wait.

Blizzard, strange birds:
don’t distract me, songbirds,
don’t distract me,
many-budding images,
floodlights over the circus tent,
moths around them,
expectant faces flushed:
may their breath neither tighten nor loosen my rope,
may each step heed the same beat as my voice;
don’t entangle me, many-hued ribbons,
don’t pull me under, mental Styx,
hopeless hollows:
make way for my suspended course, hummed in a straight line.