Otra argonauta

Por María Richardson

imagen 1 concha

La poeta Elizabeth Bishop le regaló a su amiga y mentora Marianne Moore una concha marina traslúcida y delicada. El poema ‘Paper Nautilus’ (1961) de Moore trata sobre esta concha y su creadora, un molusco comúnmente llamado, precisamente, nautilus de papel. La creatura marina es en realidad prima lejana de los nautilus (que tienen conchas más resistentes y muchos brazos, entre otras importantes diferencias). El nombre científico de la protagonista del poema es argonauta. Pertenece al orden de los pulpos, como Moore bien sabía, pues menciona sus ochos brazos. La hembra argonauta es un pulpo poco común, no solo por tener concha sino porque, en vez de vivir en el fondo del mar como la mayoría de los pulpos, se mueve en el mar abierto.

La argonauta fue bautizada en referencia a los marineros (nautas) del barco de Jasón (Argo) que viajan en busca del vellocino de oro en el mito griego. Aristóteles describe a una argonauta en su Historia de los animales, pero se aleja un poco de la realidad al declarar que el molusco navega sobre la superficie del mar usando su concha como barco y sus tentáculos como velas y remos. Esta imagen la repite el narrador de Julio Verne en Veinte mil leguas de viaje submarino: “De sus ochos tentáculos, seis –más alargados y finos– flotaban sobre el agua, mientras que los otros dos, redondeados en forma de palma, se tendían al viento como si de una ligera vela se tratara.”

La fantasía de la concha-lancha y tentáculos-vela no sobrevivió la prueba de la observación científica. En los tiempos de Marianne Moore se entendía ya a la concha no como barco sino como oviscapto, un receptáculo para los huevos de la argonauta. Los tentáculos más anchos (descritos como palmas y velas) son los que segregan la calcita para crear el nido-concha. El poema de Moore se enfoca en este aspecto de cuna y la maternidad de la argonauta: “the watchful/ maker of it guards it/ day and night; she scarcely/ eats until the eggs are hatched.”

imagen 2 creatura absurda

Algo que no menciona Moore, y que tiene claro potencial cómico, es la dismorfia sexual del molusco: el macho es 8 veces más chico y 600 veces más ligero que la hembra (y anda desnudo por el mar). Hasta hace poco se pensaba que un tubo comúnmente hallado dentro de la concha de la hembra era un gusano parasítico. Ahora sabemos que es un órgano copulador del macho- el hectocotíleo- que se desprende después de inseminar y permanece dentro de la concha.

No sé si Moore es el tipo de poeta que habría hecho hincapié en este tipo de desmembramiento. Igual y hubiera decidido enfocarse aún en la hembra, impresionada que esta puede desprenderse completamente de su nido-coraza (a diferencia de los nautilus, que están atados a sus conchas). Esta libertad lleva a una transformación extraordinaria. Contenida en su concha y meciéndose en el mar, la argonauta parece pez o cabeza de borrego salvaje. Al alargar sus tentáculos o desenvolverse del todo, se acerca más a nuestra idea de monstruo marino.

Además de los huevos, el cuerpo propio y el souvenir del macho, las argonautas guardan burbujas en su concha. Esto se sabe desde hace siglos, pero cuando Moore escribió el poema, se pensaba que las burbujas eran error de acuario o falla de diseño. A partir de 2010, se sabe que estas burbujas son parte de un sistema sofisticado de flotación. La concha, además de ser oviscapto, es un tanque de lastre. Las argonautas suben a la superficie, captan burbujas de aire, sellan la concha con sus tentáculos y se impulsan hacia abajo hasta llegar a una profundidad donde alcanzan flotabilidad neutra, balanceando su peso con el aire guardado. Entonces, como otros pulpos, pueden nadar por medio de propulsión a chorro. Pero, a diferencia de otros pulpos, no gastan energía en evitar hundirse o flotar. Cuando llegan a la profundidad adecuada, las argonautas pueden rebasar la velocidad de un buzo.

imagen 4 argo octopus

Para ver correr a las argonautas habrá que verlas en el mar abierto, pues en los acuarios tienden a mecerse lentamente, a falta, quizá, de profundidad adecuada. Imagino que en el mar también varía su actividad. La argonauta, por su tecnología de flotación, es el único pulpo que puede ser plancton de adulto. Plancton ocasional, plancton opcional. ¿Cuándo tienen prisa las argonautas? Al cazar o escaparse, imagino. El resto del tiempo aprovechan su potencial de plancton. Si yo escribiera un poema sobre las argonautas, sería sobre su ingeniosa evolución de técnicas para ahorrar energía. Sobre la libertad de poder decidir quedar suspendida en la columna de la corriente, movida por el mar.

Como verán, yo tiendo a identificarme más con la argonauta plancton que con los marineros del Argo. Aunque los marineros antiguos también dependían de las corrientes y el viento. Y entre los marineros había quienes aprovechaban la escritura para observar con intención y comprobar que se puede explorar el mundo sin llegar a conquistarlo.
Para complicar más la dicotomía entre marinero ambicioso y cefalópodo sereno, debo agregar que la argonauta es carnívora y poco gentil con sus presas (irrumpe con su pico, inserta veneno, roe con su rádula). Un poema sobre la argonauta puede ser también sobre feroz depredadora.

Me falta hacer una entrevista formal para saber por qué esta editorial se llama Argonáutica. Sospecho que la referencia original es a Jasón y a la aventura, pero me gusta pensar que este molusco agrega más asociaciones posibles. Sugiero un par, para continuar la lista. Una argonauta y su concha pueden simbolizar, además de navegante y madre, una dispensadora de tinta (para despistar a los enemigos) y algo que ha evolucionado a ser tanto bello como funcional.

Fuentes:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s